Foto:AFP

Redacción AP

Este martes la población de Kansas, Estados Unidos, votó en un referéndum a favor de mantener intacto el derecho al aborto tal y como está regulado actualmente en la Constitución de ese Estado, significando así una derrota para los republicanos que buscaban su restricción.

Con más del 85% de los votos escrutados, más del 60% de los electores rechazó cambiar la Constitución estatal para restringir el derecho al aborto, mientras que un 37 por ciento quería eliminarlas de la constitución estatal, según The Washington Post.

Este es el primer referéndum que un estado estadounidense celebra después del fallo del Supremo que anuló la sentencia Roe contra Wade, que eliminó el derecho federal al aborto y otorgó a los estados la facultad de legislar sobre el tema.

Si se hubiese impuesto la eliminación del aborto, permitiría al Congreso del estado, liderado por una mayoría republicana, aprobar futuros límites al aborto o prohibirlo por completo. Mientras que quienes optaron por el ‘no’ dejarían las protecciones al aborto tal y como están.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha congratulado con el resultado del referéndum, y señaló que es un reflejo de que la mayoría de los estadounidenses "está de acuerdo" que las mujeres deben tener acceso al aborto.

El referéndum de este martes había sido duramente criticado por organizaciones civiles, que denunciaron que el texto de la pregunta no era suficientemente claro, en un intento de “desinformar y confundir por parte de quienes se oponen al aborto”, según la organización Planned Parenthood.

Desde de que el 24 de junio el Tribunal Supremo —con una mayoría conservadora de seis jueces frente a tres progresistas acabara con la protección federal del derecho al aborto (vigente desde 1973 gracias a la sentencia Roe contra Wade), muchas mujeres de estados como Texas, Oklahoma y Missouri han viajado a Kansas para poder abortar, ante las restricciones impuestas en estos estados.

*Con información The Washington Post y The HuffPost