Redacción AP

Aún cuando las elecciones municipales no han sido oficialmente convocadas, la dictadura Ortega-Murillo llamó a una campaña de verificación ciudadana al margen del Consejo Supremo Electoral, según denunció el Observatorio Independiente Urnas Abiertas.

La organización denunció que “a través de publicaciones propagandísticas en redes sociales y mensajes de WhatsApp, el régimen de Ortega llamó a los nicaragüenses a una jornada de verificación ciudadana, información que fue difundida desde la mañana del miércoles 27 de julio”.

El orteguismo impulsa esta campaña de verificación aunque el Consejo Supremo Electoral no ha llamado a la ciudadanía a verificarse, que es a quienes corresponde este proceso, según la Ley Electoral Ley 331, en su artículo 10.

“Esta actividad ha sido desvirtuada y en los últimos años politizada a tal punto de servir únicamente como un acto de control partidario del oficialismo, sin que genere el efecto necesario para actualizar el catálogo de electores”, compartió la organización en un comunicado.



Urnas Abiertas también denunció el incremento de la violencia política en el país. “Entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2022 se registraron 385 hechos de violencia política en Nicaragua provenientes de todos los departamentos y regiones autónomas del país, y de 52 de los 153 municipios (33.98%). Tres de estos eventos se dieron fuera del territorio nacional, pero bajo la estructura represiva coordinada por el Gobierno”.

Además, comunicaron que en 15 municipios se concentra el 80% de los hechos de violencia política siendo estos: Managua, Masaya, Tipitapa, Matagalpa, Granada, Diría, Jinotega, Jinotepe, Bluefields, Somoto, Ticuantepe, Nandaime, Rivas, Camoapa y Chinandega.