Redacción AP

El Canal Católico de Nicaragua, propiedad de la Conferencia Episcopal, fue sacado del aire en la frecuencia del Canal 51, informó la multinacional Claro Nicaragua en un escueto comunicado. La decisión del régimen se da luego que el Obispo de Matagalpa y presidente del departamento de comunicación del episcopado denunciara públicamente que sufre persecución policial desde la mañana de ayer jueves y que se ha intensificado hoy con un incremento de patrullas policiales en la parroquia Santo Cristo de Las Colinas.

“Informamos a nuestros usuarios por suscripción que por indicaciones de TELCOR, ente regulador, el canal 51, Canal Católico, esta siendo eliminado de nuestra grilla de programación del servicio” expresaron.

Clientes de la compañía reclamaron en redes sociales por la decisión. El Canal 51 desde donde el clero compartía comunicados, misas, catequesis y eventos del vaticano ya se encuentra sin señal.

El cierre ocurre tan solo unas horas después que el Obispo de Matagalpa Rolando Álvarez, quien dirigía la estación religiosa, denunció que él y su familia estaban bajo asedio y ha tenido que resguardarse en una parroquia de la capital.

Al medio día de este viernes la vice dictadora Rosario Murillo dijo en sus medios de propaganda que "la mentira tiene patitas cortas. Hay quienes usan mentira para figurar. Eso es terrible, eso es terrible. Hay quienes usan mentiras para ser jefes en cualquier oficio, para irse arriba de los otros en cualquier oficio, oficios que a lo mejor tienen sus beneficios para ellos, para los que mienten, para irse arriba a quienes como ellos están en determinados oficios. Todo eso es verdad, no es mentira"; Murillo es una de las que a diario ataca a sacerdotes, obispos y opositores usando descalificativos.

Por su parte monseñor Carlos Avilés, vicario general de la arquidiócesis de Managua dijo que “a las 6:30am estaban dos patrullas de policías, una en la esquina de nuestra iglesia Santo Cristo de Las Colinas y la otra enfrente del portón. Los policías se paseaban frente a la iglesia y luego al salir de misa vi que llegaba otra patrulla y se bajaron tres mujeres policías con tremendos rifles, o como les llamen. Oremos mucho por nuestros sacerdotes” manifestó.


Mientras tanto el Obispo Auxiliar de Managua, Silvio Báez, exiliado en Estados Unidos dijo en su red social de Twitter que “aunque la dictadura saque del aire al Canal Católico de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, todo será inútil. La Iglesia seguirá proclamando el Evangelio de la esperanza y de la justicia”.

Este viernes las diócesis de Matagalpa y Estelí que abarca los departamentos de Madriz y Nueva Segovia desarrollaron una intensa jornada de respaldo al obispo Álvarez en lo que desde la practica de  la fe denominaron “ayuno y oración”.