Redacción AP

Con 75 votos a favor y 16 abstenciones la Asamblea Nacional de Nicaragua canceló 50 oenegés nicaragüenses. La persecución en contra de organizaciones sociales no cesa, la dictadura ha ilegalizado más de 215 ONG desde diciembre de 2018. 

Entre las ONG canceladas destacan las organizaciones de mujeres como la Asociación Movimiento de Mujeres de Chinandega (MMCH), Asociación Programa Regional Feminista La Corriente, Asociación Casa de la Mujer Bocana de Paiwas, Asociación para el Desarrollo Integral Comunitario (ADIC), Fundación Proyecto Solar para Mujeres Nicaragüenses, Fundación Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM), Asociación para la Promoción de la Mujer de Waslala (APROMUWA) y Fundación Nakawe​​​​​​​.

Filiberto Rodríguez, encargado de la dictadura en perseguir a las organizaciones, expresó que la cancelación de las personerías ocurre en el Día de la Dignidad Nacional para que no sigan “engañando” a las autoridades.

“Somos millones de mujeres y de hombres libres que seguiremos luchando por esta patria libre, por esta patria sin afrenta, seguiremos luchando por la dignidad, seguiremos luchando porque se multiplique este 4 de mayo. Hoy estamos haciendo cancelaciones de personerías jurídicas en esta fecha especial, estás cancelaciones que por primera vez con un número de 50 asociaciones que no quieren cumplir con la ley, qué quieren violentar la ley de anti lavado de dinero”, reiteró.

Por su parte, el Ministerio de Gobernación solicitó la cancelación de la personería jurídica porque supuestamente las asociaciones incumplieron con sus obligaciones conforme a las leyes que rigen y regulan como Organismo Sin Fines de Lucro.

“Han incumplido al no reportar los estados financieros conforme a los períodos fiscales, con desgloses detallados, ingresos, egresos, balanza de comprobación, detalles de donaciones, origen, proveniencia y beneficiario final”. 

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en América Central y República Dominicana dijo en su cuenta de Twitter que “sin espacio cívico no hay democracia. Las iniciativas legislativas en trámite ante la Asamblea Nacional para cancelar la personalidad jurídica de otras 50 OSC, que sumarían 210, hablan por sí solas”.

Criminalizar y perseguir a las organizaciones de mujeres es la práctica del Frente Sandinista, dentro de las personerías canceladas se encuentran: El Movimiento de Mujeres de Chinandega, la Casa de la Mujer de Paiwas, el Programa Feminista La Corriente y el Fondo Centroamericano de Mujeres.

 La Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos dijo en un comunicado que “este nuevo acto arbitrario del gobierno neoliberal, corrupto, misógino y totalitario de Daniel Ortega contra las organizaciones feministas y contra los derechos de las mujeres nicaragüenses” al mismo tiempo que expresaron su solidaridad “con todas estas organizaciones, manteniéndonos alerta ante cualquier vulneración a los derechos y la integridad personal de sus integrantes”

María Teresa Blandón, directora del Programa Feminista la Corriente dijo que “la decisión de la Asamblea Nacional bajo el control absoluto del régimen Ortega-Murillo, si bien lo presentan como un acto jurídico legal, contradice lo que establece la Constitución Política de la República en donde se consignan los derechos a la libertad de asociación”.

“Lo que se pretende es afectar la capacidad de organización de movilización de demanda y de denuncia, pero también de defensa de derechos por parte de grupos, colectivos que han sido afectados por un estado que se convierte en el principal violador de los derechos humanos” expresó.

 Otra de las organizaciones ilegalizadas es la Academia de Ciencias de Nicaragua, una organización que se destaca en la búsqueda de soluciones a problemas contemporáneos en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación.

 Te puede interesar leer: Las feministas siguen enalteciendo la resistencia y la resiliencia