Redacción AP

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, pidió este martes a la comunidad internacional ejercer “presión diplomática” sobre el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo por el trato que dan en las cárceles a las personas presas políticas.

El diplomático reclamó al “régimen nicaragüense” que desmantele lo que tildó de “verdadero sistema de represión y tortura”.

“Estas violaciones de los derechos humanos ameritan la intervención de la justicia internacional a efectos de poder llevar adelante una investigación competente, dirimir responsabilidades y administrar reparaciones”, expresó Almagro.

“Convoco a la comunidad internacional a aumentar la presión diplomática sobre el régimen de Managua y multiplicar las muestras de solidaridad con los presos políticos y sus familias”, agregó el secretario general.

Almagro recordó que, por ejercer su derecho a la protesta y a participar en la política, las personas opositoras presas han recibido recientemente condenas de entre ocho y trece años de prisión “arbitrarias e injustas”, y sostuvo que no se respetan los estándares internacionales durante su cautiverio.

El jefe de la OEA advirtió que las personas presas políticas en Nicaragua “no reciben atención médica adecuada, a veces no la reciben en absoluto; y la alimentación es insuficiente, con lo cual han experimentado una pérdida de peso que pone en riesgo su salud”.

Tampoco tienen suficiente acceso a la luz solar. “No tienen acceso a material de lectura alguno, ni a elementos de escritura. No reciben correspondencia”, añadió el diplomático.

Con información de EFE