Redacción AP

El juez Luden Martín Quiroz, del Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, condenó a Cristiana Chamorro, ex aspirante presidencial y expresidenta de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, a ocho años de cárcel: cinco por el supuesto delito de lavado de dinero y tres por supuesta aprobación y retención indebida. 


También sentenció a su hermano Pedro Joaquín Chamorro Barrios a nueve años de prisión: seis por delito de apropiación y retención indebida y a tres por presunta gestión abusiva.


A los extrabajadores de la FVBCh Walter Gómez y Marcos Fletes les sentenció a 13 años: cinco por supuesto de lavado de dinero; cuatro años por presunta apropiación indebida; dos por gestión abusiva y dos más por "falsedad ideológica". Entre tanto, al conductor de Cristiana, el juez orteguista le impuso siete años por el supuesto delito de lavado de dinero, bienes y activos. 


El juicio a Cristiana Chamorro forma parte de una serie de procesos judiciales a 40 líderes opositores y críticos a la gestión del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Todos fueron encarcelados antes de la realización de las votaciones generales de noviembre de 2021 y fueron acusados en su mayoría por “traición a la patria” o lavado de dinero.


Chamorro es la séptima precandidata en ser declarada culpable y condenada por los delitos de lavado de dinero o traición a la patria. Los otros seis son Arturo Cruz, ex embajador del Gobierno de Ortega-Murillo en Estados en el período de 2007-2009; Félix Maradiaga, activista, académico y líder de la Unidad Nacional Azul y Blanco, el economista y sobrino político de la expresidenta Barrios de Chamorro, Juan Sebastián Chamorro; el periodista Miguel Mora, fundador, propietario y exdirector del canal de televisión 100 % Noticias, confiscado por el régimen; el líder campesino Medardo Mairena; y el abogado y político conservador Noel Vidaurre, señala el medio digital Confidencial.


El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció que “el Poder Judicial condenó a los exdirectivos y extrabajadores de la Fundación Violeta por delitos que no han cometido”.


El 12 de marzo los hermanos Chamorro y los extrabajadores de la Fundación fueron sentenciados por crímenes como lavado de dinero y gestión abusiva. Walter Gómez y Marcos Fletes fueron señalados de los presuntos delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica, apropiación y retención indebida y lavado de dinero, bienes y activos. Mientras que a Pedro Joaquín Chamorro lo señalan de gestión abusiva, falsedad ideológica, apropiación y retención indebida, y al conductor de Cristiana Chamorro, Pedro Vásquez, por considerarlo colaborador necesario para el delito de lavado de dinero, bienes y activos.


Los enjuiciados del caso de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) deberán multas millonarias al Estado de Nicaragua. Cristiana Chamorro deberá pagar al Estado de Nicaragua 113 millones 80 mil 799 córdobas con 80 centavos. El ex administrador de la organización Walter Gómez, fue multado con 113 millones 80 mil 799 mil córdobas con 80 centavos y el mismo monto deberá pagar el excontador Marcos Fletes.


Para el Cenidh estas sumas son imposibles de pagar " y si se llegaran a conmutar equivaldría a prisión perpetua".




El abogado Maynor Curtis parte del equipo de defensa de los acusados dijo a Despacho 505 que “las multas hacen parte de una sentencia en casos de lavado de dinero, pero no en este caso, en el que la Fiscalía, no pudo demostrarla, no pudo decir dónde está el dinero ilícito”, expresó.


A su vez, explicó que en las acusaciones en las que divagó el Ministerio Público, estableció que Cristiana Chamorro Barrios era responsable del delito de lavado de dinero hasta por montos de 56 millones córdobas y un millón 600 mil dólares.


Curtis manifestó que, según la ley, para establecer las multas que estableció el juez, el monto del dinero producto de lavado, será dividido entre los responsables del delito, en este caso Chamorro Barrios, Gómez, Fletes y Vásquez, pero el juez liberó a este último de las multas.


El caso contra la Fundación Violeta Barrios se da porque según la Fiscalía el organismo promovía la libertad de prensa en Nicaragua mediante la recepción de fondos de organizaciones internacionales, como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la cual ha negado que no existe malversación en el uso de sus fondos.


El 11 de marzo Cristiana Chamorro fue declarada culpable por los delitos de lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida, gestión abusiva y falsedad ideológica y fue condenada. El juicio duró siete días, en el que no huno acceso a la prensa ni al público en El Chipote. Ese día Chamorro Barrios en los dos minutos que le cedió el juez orteguista para que se refiriera sobre su fallo de culpabilidad, se defendió de las acusaciones, alegando que ella y su familia son personas honradas y que su condena se debe a que su trabajo es la promoción de la libertad de prensa. “Nunca hemos robado ni un peso. Usted está acusando a cinco personas honorables”, dijo.


La lectura de la sentencia se realizó este 21 de marzo. A Chamorro se le mantiene bajo arresto domiciliario.