Redacción AP

El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández fue detenido en su vivienda este martes por las autoridades policiales en Tegucigalpa, tras la emisión de una orden de captura en su contra de Washington, Estados Unidos. 

Hernández salió esposado y escoltado por miembros de la Policía Nacional de Honduras y será presentado ante un juez. Estados Unidos acusa Hernández de introducir kilos de cocaína provenientes de Sudamérica en el período en que fue presidente (2014 - 2022). Por ello este lunes, Washington solicitó la extradición del ex presidente catracho. Su arresto se produce dos semanas después de que acabara su mandato.

El Poder Judicial del país centroamericano informó que inició el pleno de la Corte Suprema de Justicia en el que se designará a un magistrado que actuará como juez de extradición de primera instancia que "conocerá la nueva solicitud de extradición enviada por Estados Unidos".

Este miércoles por la mañana está prevista la audiencia de información en la que se comunicará al exmandatario los cargos que le imputan en la solicitud de extradición.

La Corte Suprema de Justicia de Honduras designó este martes al juez que analizará la petición de EE.UU. de extradición.

"En sesión virtual número 43, Pleno de Magistrados de CSJ de manera unánime aprueba designación de Juez Natural para conocer solicitud de extradición del ciudadano Juan Orlando Hernández remitida por USA en las últimas horas", informó la institución en su cuenta de Twitter.


 Casi 2 décadas traficando con drogas y armas a EEUU

Según el documento oficial para la solicitud de extradición del expresidente Juan Orlando Hernández, éste habría participado desde el 2004 al 2022 en conspiración violenta de narcotráfico para recibir toneladas de cocaína enviadas desde Colombia y Venezuela, para su posterior envío hacia los Estados Unidos.

El documento confirma que desde el 2004, JOH conspiró para el transporte de más de 500 mil kilogramos de cocaína con destino a Estados Unidos. El ex presidente recibió millones de dólares para sobornos y ganancias de múltiples organizaciones de narcotráfico en Honduras, México y otros lugares.

Según las pruebas y testimonios jurados en juicio en el Distrito Sur de Nueva York, Juan Orlando Hernández y sus co-conspiradores participaron en numerosos actos para promover los delitos de tráfico de cocaína y armas.

El documento también menciona el soborno que JOH recibió en 2015, por 40 mil dólares para su campaña de reelección a la presidencia, en concepto de ganancias del narcotráfico Víctor Hugo Díaz, alias “El Rojo”.

Entre los años 2004 al 2022, en parte como resultados de los sobornos a Hernández, “El Rojo”, recibió información sensible sobre la aplicación de la ley y las fuerzas militares en Honduras que era fundamental para su organización de narcotráfico.

 El diario El País de España señala en una nota informativa que Hernández reconoció en un audio difundido en sus redes sociales que “no son momentos fáciles” y que estaba dispuesto a “colaborar voluntariamente” con las autoridades. 

Por otro lado, el reciente nombramiento como diputado en el Parlamento Centroamericano no sido condicionante para tener inmunidad.

La prensa local hondureña ha informado que Hernández tiene que responder a delitos relacionados con el tráfico de drogas y la posesión de armas.