Redacción AP

Después de casi más de 10 horas la jueza orteguista Ulisa Tapia Silva, consideró este 1 de febrero que los presos políticos Yader Parajón, integrante de la Unión Democrática Renovadora (UNAMOS), es culpable del supuesto crimen de "conspirar para cometer menoscabo a la integridad nacional"; y Yaser Vado de la Unidad Nacional Azul y Blanco, también fue condenado por el mismo delito y por la "propagación de noticias falsas".

El juicio fue realizado en el complejo judicial Evaristo Vado, conocido como “El Nuevo Chipote” a puerta cerrada y bajo un fuerte dispositivo policial. A Parajón, la Fiscalía, institución sin independencia del régimen Ortega-Murillo, pidió 10 años por “conspiración”. 

Para Vado, la acusación pidió 10 años de prisión a por el mismo delito "conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional" y 5 años por la divulgación de “noticias falsas” alegando qué ha violado la Ley de Ciberdelitos.

La Unidad de Defesa Jurídica (UDJ) confirmó a través de un Twitter la sentencia condenatoria para ambos presos políticos, una condena que fue emitida “en un único maratón de audiencia, por la jueza Tapia Silva.

En una sola audiencia maratónica, la jueza Ulisa Tapia Silva dicta fallo de culpabilidad en contra de los presos políticos Yaser vado y Yader Parajón por delitos de Conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y Propagación de noticia falsa. @OACNUDH @CIDH


Yader Parajón de 31 años, fue detenido el 4 de septiembre de 2021 y Yaser Vado, de 26 años, el 6 de noviembre, un día antes de las votaciones del 7 de noviembre denunciadas internacionalmente como una “farsa electoral”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) condenó, rechazó y denunció el impedimento de los familiares para ingresar en el juicio que no tuvo nada de “juicio oral y público. Al mismo tiempo señaló que deja en evidencia que el Poder Judicial "se comporta una vez más como el instrumento más cruel y cobarde de la represión, actúan con premeditación y apartándose de los preceptos legales que los rigen".

Miguel Parajón, padre de Yader Parajón, y Zenobia González, madre de Yaser Vado, horas antes que iniciar el juicio, confirmaron al diario La Prensa que se les negó el ingreso al complejo policial por lo que permanecieron cerca del Chipote rodeado por un excesivo contingente de antimotines.

Parajón es familiar de Jimmy Parajón quien fue asesinado en mayo de 2018; y Vado es universitario expulsado de la Universidad Nacional Autónoma (UNAN) en Managua. Ambos jóvenes son los primeros presos políticos acusados por delitos fabricados por el Ministerio Público.