Redacción AP

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), rindió este jueves un informe de la situación de Nicaragua ante el Consejo Permanente de la OEA. “Nicaragua no responde a las cartas enviadas y tampoco existen avances en el respeto de los derechos humanos, libertad expresión y otras libertades fundamentales” expresó.

Agregó que realizaron gestiones “a través de comunicaciones dirigidas al propio comandante presidente Daniel Ortega y de contactos institucionales al más alto nivel pertinente con la cancillería nicaragüense y sus dependencias”.

El informe de Almagro es el mandato de una resolución del Consejo Permanente aprobada el 8 de diciembre de 2021, en un esfuerzo por apostar por las vías diplomáticas y la negociación política para encontrar una salida a la crisis sociopolítica de Nicaragua.

Asimismo rindió cuentas de las diligencias que efectuaron ante el gobierno de Nicaragua para el envío de una misión de la OEA al más alto nivel, como lo ha solicitado el Consejo Permanente. Pero no se ha recibido respuesta formal del gobierno, la cancillería nicaragüense avisó que no era posible. 

“Se contactó con oficiales del gobierno nicaragüense para gestionar posibles visitas a Nicaragua. Al respecto se ha señalado que la misma no es posible en el presente contexto y se han manejado otras opciones de contacto a los efectos de establecer una agenda positiva que incluya otros temas importantes de desarrollo democrático y derechos” expresó Almagro.

El secretario general manifestó que ninguna de las gestiones ha recibido el beneplácito de Ortega. “Nuestras gestiones no constituyen progreso específico que abrieran procesos de trabajo, tampoco es pertinente decir que hay un rechazo formal o definitivo a los contactos y trabajos iniciados”.

Pese a las gestiones ante el gobierno de Nicaragua, no se ha recibido la aprobación para el envío de una misión de alto nivel.