Redacción AP

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo sigue engrosando la lista de personas presas políticas; previo a las votaciones del pasado 7 de noviembre fueron detenidos al menos 10 ciudadanos que han sido acusados por la Fiscalía de “menoscabo a la integridad nacional” y “propagación de noticias falsas”.  

Nidia Barbosa, de 64 años de edad, originaria del municipio de Nindirí  en Masaya, fue remitida al juzgado de Distrito Penal de Audiencias de la ciudad de las flores, por la jueza Ruth Chamorro quien además decidió mantenerla en prisión preventiva, pese a que fue diagnosticada con problemas cardíacos.

Familiares informaron que la abogada defensora solicitó a la judicial durante la audiencia cambiar la medida cautelar de casa por cárcel, debido a los problemas de salud y a la edad de la presa política, pero la jueza le negó la petición.

Santos Camilo Bellorín Lira, es originario del municipio de Pueblo Nuevo en el departamento de Estelí, y según el Ministerio Público desde marzo de 2021 ha hecho uso de las redes sociales para provocar “alarma, temor y zozobra” entre la población del municipio de Pueblo Nuevo, Estelí.

Como prueba del delito de propagación de noticias falsas, por el que es acusado Bellorín Lira, el Ministerio Público ofrece media docena de tuits, retuits y compartidos que supuestamente este realizó desde sus perfiles en Twitter y Facebook en diferentes momentos.

Evelyn Pinto fue detenida por al menos 20 policías la noche del seis de noviembre en su casa de habitación en Managua. Desde entonces no ha podido ser vista por sus familiares, ni se ha podido verificar su integridad física, ni su condición de salud. 

A través de su vida tanto personal como laboral, Evelyn Pinto ha trabajado por los derechos humanos, en especial por los derechos de la niñez y la adolescencia, los derechos de las mujeres y de los pueblos indígenas. 

Evelyn es una persona adulta mayor sobreviviente de cáncer, padece de hipertensión e insuficiencia renal crónica.

Donald Alvarenga Mendoza, de 56 años, del municipio de Chichigalpa, departamento de Chinandega, es otro de los recientes detenidos y es acusado en base al artículo 30 de la Ley Especial de Ciberdelitos y los artículos 410 y 412 del Código Penal.

Alvarenga Mendoza fue detenido la noche del 6 de noviembre y tras permanecer detenido e incomunicado durante once días, fue presentado y acusado ante el juez del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Chinandega, Ángel Miranda Arteaga.

Cinthya Samantha Padilla Jirón, de 21 años, la más joven de las presas políticas fue acusada “por menoscabo e incitación a la soberanía nacional”.  Fue capturada el 09 de noviembre por agentes policiales vestidos de civil cuando salía del hotel Holiday Inn, en Managua, después de brindar una entrevista a un medio de comunicación. “Al salir del hotel, los agentes persiguieron y detuvieron el vehículo (en que se desplazaba)”, denunció la Unidad Nacional Azul y Blanco.

Douglas Cerros Lanzas, originario de Ocotal, Nueva Segovia, tuvo el martes treinta de noviembre su audiencia inicial donde fue acusado por la fiscalía de supuestamente cometer “menoscabo a la integridad nacional” y “propagación de noticias falsas a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación”.   Según la acusación, el opositor utilizaba la red social de Facebook y de mensajería WhatsApp para difundir sus mensajes.  

Edgar Parrales, de 76 años, sacerdote retirado y ex representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) de la Revolución en los años ochenta; fue capturado por hombres de civil, según sus familiares se encuentra actualmente en la cárcel de El Chipote.

Harry Chávez, también fue capturado por dos sujetos vestidos de civil el pasado 6 de noviembre, en vísperas de las votaciones en Nicaragua, fue acusado por el Ministerio Público de infringir la Ley 1055 o “Ley de Soberanía” y la Ley Especial de Ciberdelitos, aduciendo supuestas publicaciones en sus redes sociales relacionadas a la Ley Renacer.

Chávez, de 64 años, acudió al llamado de la puerta de su casa hecho por dos hombres cerca de las 7:20 de la noche del 06 de noviembre. Los sujetos se identificaron como policías y le informaron que debía acompañarlos a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocido como “el nuevo Chipote” para hacerle algunas preguntas, y posteriormente, regresaría.

Franklin Morales, de 26 años, fue secuestrado durante un operativo ejecutado por al menos 50 oficiales, la noche del viernes 19 de noviembre en León. Los agentes forzaron la entrada de la vivienda y se llevaron al joven opositor.

Morales es un estudiante de comunicación social. Estuvo detenido cinco meses en 2018, acusado sin pruebas de quemas, secuestros, terrorismo y jefe de tranque. En esa ocasión, varias patrullas lo interceptaron y arrestaron cuando iba para su casa después de trabajar. 

Yoel Sandino Ibarraactivista de la página Mentes Libres fue detenido días antes de las votaciones a inicios de noviembre pasado, familiares y defensores de derechos humanos informaron que fue trasladado al Sistema Penitenciario de La Modelo.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), lanzó una alerta de que los ciudadanos que fueron apresados el 6 y 7 de noviembre fueron trasladados a las celdas del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo y a La Esperanza.

El organismo de derechos humanos indicó que la información la proporcionaron los familiares de los detenidos se encontraban en las celdas de las delegaciones policiales.