Redacción AP

Mientras en el municipio de Ciudad Antigua, Nueva Segovia, su alcalde, Arturo Mairena, hace malabares para reparar los caminos con 450 mil córdobas que recibe desde el gobierno central; en Managua, se maneja a discreción la rehabilitación del Parque Las Piedrecitas, asignándosele 17 millones de córdobas. La comparación es chocante y parece tosca, pero es la realidad de varias alcaldías “castigadas” por el régimen Ortega-Murillo. El municipio ganadero de Camoapa es otro ejemplo. Después de tener asignados C$ 34 millones, de un plumazo le bajaron a poco más de 2 millones de córdobas.

“Managua es la niña de sus ojos, del gobierno central”, suelta en tono jocoso el concejal del municipio de Sellin Figueroa, del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL). Deja en evidencia el desequilibrio que existe en el manejo del Presupuesto General del Estado y el tratamiento privilegiado a la Alcaldía de Managua, la mejor fuente de votantes.

Figueroa enumera uno a uno los proyectos plagados de ilegalidades en el municipio de Managua y detalla “las maniobras” que suceden en el seno de la Alcaldía y del Concejo Municipal. La rehabilitación del Parque Las Piedrecitas, que inició con 30 millones de córdobas, en el transcurso del año su presupuesto se modificó hasta llegar a C$ 117 millones, sin ningún avance significativo en la obra, más que escombros y movimientos de tierras, es tan solo la cereza en el pastel. Suma y sigue: la construcción del Parque Bicentenario, no está contemplada en el Plan Anual de Inversiones (PIA) o en el presupuesto de 2021 de la Alcaldía de Managua; la denominada Campana de la Paz, edificada en 2020; y la construcción de la Plaza de la Soberanía, frente al Palacio Nacional, en Managua.

 “Hay una maniobra muy opaca que no habla muy bien de la administración de la alcaldesa Reina Rueda, en el municipio de Managua”, apunta Figueroa. Se refiere a la falta de transparencia al ocultar información, incumpliendo la Ley de Presupuesto Municipal.



 ¿Cómo operan los representantes del FSLN en la alcaldía de Managua?

 Todos estos proyectos millonarios no han contado con una ficha técnica y han sido cuestionados por Figueroa. Tampoco cuentan con la aprobación previa del Concejo Municipal, que es el procedimiento correspondiente. Pero ¿cómo es esto posible? La forma de maniobrar es ocultando información a los concejales opositores de manera que quedan indefensos. Sin información, no hay nada que cuestionar.

 En los casos mencionados “la forma de maniobrar es que posteriormente ellos (concejales sandinistas) lo integran en el Plan de Inversión como ‘mantenimiento al centro histórico’, entonces queda muy ambiguo. Están incumpliendo los lineamientos de transparencia que tiene la Alcaldía como institución.

 También incumplen la Ley cuando integran esos fondos a la Dirección de Infraestructura o a la Dirección de Proyectos que son los encargados de hacer obras de cero y realmente lo que hacen es integrárselos a la Dirección de Ornato que solamente se encarga de darle mantenimiento a obras que fueron entregadas por la Dirección de Infraestructura”. pormenoriza el concejal Figueroa.

 La lucha de la alcaldesa de Camoapa



 Gretchen Martínez Suárez, es la alcaldesa liberal del municipio de Camoapa desde el 2018, año del estallido social en Nicaragua. Esta municipalidad ha visto mermadas significativamente las transferencias que por Ley tiene derecho a recibir, independientemente del partido político que esté al gobernando la alcaldía.

 “Prácticamente estamos recibiendo limosnas. En el 2017, antes de que asumiéramos, para gastos de capital había un presupuesto C$ 34 millones aproximadamente. En el 2018 nos recortaron supuestamente a 17millones, de los cuales recibimos C$ 15 millones. En el 2019 nos adjudicaron C$ 15 millones, de los que recibimos casi nada. Y después nos dejaron en 2 millones 137 mil córdobas, que es lo que estamos recibiendo en los últimos años y es lo que quedó aprobado para el 2022 para gastos de capital. Es lo que se invierten en proyectos”, explica Martínez durante su participación en Agenda Propia.

 No obstante esta alcaldía cuenta con fondos propios, los que son invertidos en distintos proyectos de desarrollo del municipio. De manera que, de las transferencias recibidas más el capital propio, suman unos  ocho millones de córdobas para la realización de proyectos.

 La suerte -si se le puede llamar así- de la alcaldesa Martínez es que Camoapa es un municipio que recauda gracias a la producción ganadera, la principal actividad económica. Pero además, cuenta con el apoyo de la población y han logrado reparar y darle mantenimiento a las carreteras.

 “Se forman juntas directivas pro reparación de caminos. Nosotros aportamos la maquinaria y ellos aportan los gastos de combustible, lubricantes y reparaciones menores”, indica.

 A pesar de ser el segundo municipio en importancia en el Departamento de Boaco, Camoapa es el que tiene menos transferencias asignadas en cuanto a gastos de capital.

La sobrevivencia de Ciudad Antigua



 El municipio de Ciudad Antigua, en el departamento de Nueva Segovia, tiene una población actual de más de 6,500 habitantes y cuenta con unos 300 funcionarios públicos, entre maestros, policías, personal de la alcaldía, etc., de los cuales solo el ocho por ciento son originarios del lugar. La razón está en el empobrecimiento. Muchos de sus habitantes han encontrado en Honduras y en municipalidades vecinas, una vía de escape para trabajar cortando café o realizando mano de obra.

 La situación es crítica. El alcalde Arturo Mairena, apenas logra ejecutar tres  proyectos con fondos de transferencias del gobierno central. Cuenta que reciben 550 mil córdobas en el año, a diferencia de otros años, que han superado los 12 millones.

 “De esos 550 mil viene definido el 5% es para salud, el 5% para educación, el 5% para medio ambiente y el 7% para agua. El monto restante, 450 mil córdobas lo usamos para contrapartida de un proyecto de caminos, donde el Fondo de Mantenimiento Vial (FOMAV) pone el 80% y la alcaldía el 20%. Total, que no ajustamos y tuvimos que recurrir a recursos propios, por más de 100 mil córdobas”, precisa.

 “La realidad es que nosotros no tenemos información del porqué de las cosas. Se maneja que es por los pocos recursos que tiene el gobierno”, dice el edil.

 Ciudad Antigua se ubica en la misma categoría establecida para diferenciar a los municipios, junto a otros 17. Es decir, hay una cantidad de municipalidades en el mismo nivel que reciben más de C$ 7.0 millones, según Mairena.

 Esta diferenciación por parte del gobierno de Ortega genera más inequidad social. Las alcaldías no sandinistas sobreviven gracias a donaciones, hermanamientos con otras ciudades y a la organización ciudadana, siendo deber de Estado garantizar una distribución equitativa y ajustada a las necesidades de cada municipio, en lugar de inyectar fondos millonarios a proyectos con fines partidarios y meramente ornamentales.