Cinco organizaciones de familiares de personas presas políticas reiteraron el llamado de “libertad inmediata” para las más de 160 personas que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantiene “injustamente” encarceladas en las diferentes celdas del país.

Denuncian que sus familiares están en total indefensión, incomunicados, enfermos y en condiciones inhumanas. Esta es su demanda:

“Libertad inmediata, irrestricta e incondicional de nuestros presos políticos”



En esta época navideña las familias nicaragüenses nos unimos para compartir con nuestros seres queridos. Los familiares de los presos políticos seguimos bajo la tortura de saberles injustamente apresados. Sufrimos su ausencia, el daño que se les hace y, en algunos casos, la incertidumbre de no saber cómo se encuentran. Una vez más hacemos una denuncia ante el pueblo de Nicaragua y a la comunidad internacional que los derechos humanos fundamentales de nuestros familiares continúan siendo violentados, tanto para los que tienen más de tres años en los sistemas penitenciarios, como para quienes están en las celdas de máxima seguridad del Chipote y de estaciones policiales.

Todos están retenidos injustamente, acusados de delitos que no han cometido. El ejercicio de sus derechos de libertad de pensamiento, libertad de expresión, libertad de movilización, libertad de asociación está siendo criminalizado pretendiendo aplicarles tipos penales no configurados por los hechos; como agregado, no se ha respetado el debido proceso y se les tiene sometidos a total indefensión. Particular preocupación tenemos por aquellos con más de un mes de estar incomunicados y por todos aquellos que presentan condiciones graves de salud producto del encierro prolongado y de todas las personas de la tercera edad.

Estamos comprometidos con la tarea de solventar, en la medida de lo posible, sus necesidades básicas mientras continúen arbitrariamente encarcelados, pero sobre todo a clamar por su libertad. Legalmente ninguno de ellos debería estar sufriendo de encarcelamiento y lo que procede conforme a derecho es su libertad absoluta.



La libertad inmediata, irrestricta e incondicional de nuestros presos políticos es la mínima expresión de respeto a los derechos fundamentales consignados en nuestra Constitución Política y tratados internacionales, y de voluntad para aminorar la crisis en la que está sumido el país.

Llamamos al pueblo de Nicaragua a que se una a nuestro clamor por la libertad, así mismo le invitamos a que nos acompañen con sus oraciones para lograr abrazar a nuestros seres queridos en Navidad y Año Nuevo.

Las organizaciones firmantes son:

Asociación de Familiares de Presos Políticos

Comité de Familiares Pro Liberación de Personas Presas Políticas

Familiares de Personas Presas Políticas en El Chipote desde Mayo de 2021

Grupo de Secuestrados Políticos Unidos

Organización de Víctimas de Abril