Redacción AP

35 personas fueron detenidas por la policía en el marco del contexto electoral, la mayoría en la víspera de las elecciones generales del domingo pasado, en las que Daniel Ortega fue reelegido para un quinto mandato, informaron los Observatorios Urnas Abiertas y Monitoreo Azul y Blanco.

Según los reportes las 35 personas son opositoras al régimen de las cuales 23 de ellos fueron capturados la noche del 6 de noviembre en víspera de las votaciones donde ganó el abstencionismo, como forma de mostrar la inconformidad con el régimen Ortega-Murillo.

Entre los detenidos está la activista Nidia Barbosa, de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, el joven Yasser Muamar Vado, activista de la juventud de UNAMOS y la Unidad Nacional Azul y Blanco, Yoel Ibzan fue detenido el 5 de noviembre, la joven universitaria Samanta Jirón detenida en la vía publica el pasado 9 de noviembre; de igual forma Cynthia Padilla Jirón quien fue detenida ese mismo día.

Agenda Propia Nicaragua conversó con un familiar de una de las personas presas políticas que por temor a represalias no ha querido hacer pública la detención, “muchas de ellas fueron sacadas de sus viviendas a altas horas de la noche, fueron llevadas sin rumbo desconocido. Al llegar el Chipote al día siguiente nos dijeron que ahí no estaba y que se encuentra detenida en el Distrito III de la Policía, fuimos a preguntar y en efecto ahí estaba”, narró el familiar.

Tras las últimas indagaciones, los observatorios establecieron en 26 el número de nuevos "presos políticos" en Nicaragua, que se suman a otros 159 identificados hasta el 29 de octubre pasado por el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, que pertenece al Monitoreo Azul y Blanco, cuyos datos cuentan con el respaldo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).