Redacción AP

El canciller orteguista Denis Moncada anunció a través del propagandista Canal 6, que el régimen de Ortega-Murillo envió hoy una carta a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que informa la decisión de retirar a Nicaragua del organismo hemisférico, al que señala de se ser facilitador que Estados Unidos controla el organismo en toda la región de América Latina y el Caribe. 

Estamos renunciando y desvinculándonos de la OEA”, dijo Moncada. Desde la Cancillería en Managua, anunció que, con instrucción de Daniel Ortega, enviaron al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, su posición de “denuncia a las intromisiones en los asuntos internos” y la decisión de abandonar ese organismo.

Nicaragua defiende la independencia, soberanía y autodeterminación del pueblo, en respeto a su ordenamiento jurídico interno y los dictámenes mundiales”, señaló Moncada. Frente a las acciones violatorias de la OEA y Estados Unidos, manifestamos nuestra renuncia a esa organización, instrumentalizada bajo intereses del país norteño”, increpó.

El partido político UNAMOS con varios de sus líderes encarcelados injustamente por el régimen, a través de un tuit expresó que la salida de Nicaragua de la OEA es consecuencia de la derrota a su farsa electoral.


La decisión se da luego que la OEA declarara como “ilegítimas” las elecciones del pasado 7 de noviembre y asegurara que estas “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática”.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en Nicaragua lamentó la decisión del régimen. La salida de la OEA solamente profundiza el aislamiento internacional de Nicaragua.
       

Por su parte Alexa Zamora del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco expresó que aunque se salga Nicaragua del organismo regional, no les exime de sus responsabilidades con la OEA y que puede limitaciones para acceder a fondos comunes.

 


Moncada un fiel obediente de Ortega y Murillo agregó que “el pueblo y gobierno de Nicaragua renuncia a formar parte de esta organización cautiva en Washington, instrumentalizada en favor de intereses norteamericanos”.

La presente nota constituye nuestro indeclinable manifiesto y decisión de Denuncia a la Carta de la OEA, para que cesen sus efectos internacionales nocivos contra Nicaragua”, añadió el "pequeño gigante" como lo denominó Ortega en abril mayo 2018.