Redacción AP

Dirigentes de la izquierda autoritaria, congresistas de partidos comunistas y diputados sin mucha incidencia política son los “acompañantes” de las votaciones en las que el tirano de Ortega se reelegirá como presidente y su esposa Rosario Murillo como vice presidenta.

A un mismo tenor y sin cambiar ni una palabra, los medios de propaganda difunden como una victoria la visita de personas que “participan como acompañantes del proceso electoral”, políticos que fueron acreditados por los magistrados orteguistas del Consejo Supremo Electoral en el centro de convenciones Olof Palme.

Pese a que el régimen de Ortega se encuentra aislado internacionalmente por las violaciones a los derechos humanos cometidos desde la crisis social y política de 2018, con los pocos amigos que aún conserva ha montado “la farsa electoral” según han manifestado diversas organizaciones de la sociedad civil.

Pero, ¿Quiénes son los “acompañantes”?


Ismael Sánchez Castillo: Integrante del Partido Comunista Español, estará “acompañando” el proceso de votaciones en Estelí al norte de Nicaragua, poco conocido en la izquierda internacional, su referente es que participó del programa de alfabetización cubano ‘Yo, sí puedo’.

Julio Chávez: Diputado del Partido Unido Socialista de Venezuela

Denis Rogatyuk: Periodista de Rusia, escribe para El Ciudadano, un medio izquierdista chileno.

Y una centena de personas que sin experiencia en la observación electoral internacional reemplazarán la presencia de organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y el Centro Carter, instancias que cuentan con el aval de ser observadores imparciales y con experiencia reconocida en este tipo de procesos.

Mientras tanto, los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores de los Parlamentos de 16 países, de América Latina y Europa, condenaron el desmantelamiento de la democracia, en una declaración que publicaron el pasado 5 de noviembre en la que llaman las votaciones como “falsas elecciones” en Nicaragua.

Los secretarios políticos son los encargados directos de dar seguimiento y monitoreo a toda la delegación internacional. En Estelí esta noche el orteguista Francisco Valenzuela uno de los hombres de confianza de Rosario Murillo para atender la región I de Las Segovias se reunió con los acompañantes.



“Pancho les explicó que hay 547 Juntas Receptoras de Votos, la cantidad de votantes y sobre todo que, porque no deben de hablar con los medios de la derecha, a como nos llaman” explicó a Agenda Propia Nicaragua una periodista estiliana que por motivos de seguridad pidió hablar bajo anonimato.

Hoy por la mañana los ministros de hacienda, salud, educación entre otros, encabezaron un desfile de presentaciones a sus amigos internacionales sobre los “logros” del régimen.

En las últimas elecciones generales que vivió Nicaragua, el Centro Carter publicó un informe en el que detalló que “el 6 de noviembre de 2011, ese mismo CSE organizó y celebró las elecciones nacionales más opacas de los últimos veinte años en Nicaragua, cuyos resultados fue imposible verificar, estableciendo en consecuencia un precedente nocivo para el futuro de la democracia en Nicaragua”. Por su parte, la Unión Europea tildó al CSE de que las elecciones fueron “poco independientes y ecuánimes”.