Charles MICHEL, presidente del Consejo Europeo durante la reunión de hoy en Luxemburgo|
Copyright: Unión Europea

Redacción AP

Los 27 ministros de exteriores de la Unión Europea se encuentran reunidos en Luxemburgo para preparar una postura de cara a las votaciones generales del 7 de noviembre en Nicaragua. 

“Espero poner más presión al régimen”, dijo de forma escueta Joseph Borrell a medios de comunicación a su llegada al encuentro. 

“En cuanto al debate sobre Nicaragua, se invitará a los ministros a estudiar la necesidad de adaptar las políticas de la UE con vistas a las próximas elecciones generales que tendrán lugar en el país el 7 de noviembre de 2021, y la mejor manera de apoyar a la población” indicó la oficina de prensa del consejo de la Unión Europea.

Por su parte José Manuel Albares Bueno, ministro de Exteriores de España, dijo que la situación en Nicaragua es un punto de la agenda “muy relevante” para su país. 

“El tema se ha introducido a propuesta española donde en estos momentos asistimos a una deriva que cuando menos, podemos calificar de autoritaria y en la que España está teniendo una voz clara y firme, y está arrastrando al resto de los países europeos y de la comunidad internacional”, manifestó. 

El representante del Gobierno de España dijo que Nicaragua está en una situación “muy nefasta” y aseguró que “vamos a intentar tomar una decisión, una postura común, ante esas elecciones que llegan el 7 de noviembre en las que creemos que no se dan las garantías mínimas para poder considerarlas creíbles por parte de la Unión Europea”. 

La Unión Europea prorrogó por segundo año consecutivo las sanciones a 14 funcionarios nicaragüenses considerados responsables de violaciones o abusos de los derechos humanos o de la represión de la sociedad civil y la oposición.