Redacción AP

La Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo se encuentra en alerta por la represión contra organizaciones civiles en Nicaragua que el régimen ha emprendido desde el segundo trimestre de 2021. Algunas de las organizaciones afectadas, han sido financiadas en el marco de múltiples ediciones de las convocatorias de proyectos y programas de cooperación al desarrollo.


La decisión la toman al concluir que este verano, se han vivido nuevos episodios de represión contra organizaciones nacionales e internacionales en el país. Se ha cancelado el permiso para funcionar a seis ONG de Europa y los Estados Unidos, entre ellas Oxfam Intermón. A la vez, se ha suprimido la personalidad jurídica además de cincuenta organizaciones sociales y feministas nicaragüenses, algunas contrapartes históricas de varias ONGD catalanas como el Colectivo de Mujeres de Matagalpa.


La entidad de cooperación menciona en su portal web indica que “una de sus integrantes participó en el Programa Catalán de Protección de Defensoras de los Derechos Humanos de la Generalitat de Cataluña en la edición especial organizada por el contexto de pandemia del COVID-19, en 2020”.

Asimismo, manifiestan que organizaciones internacionales y locales han hecho públicos comunicados donde denuncian que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, poseen el control de todos los poderes del Estado. Por ello, alertan la arbitrariedad jurídica y la persecución, la amenaza y la criminalización sistemática contra organizaciones de sociedad civil y los movimientos feministas.


La Agencia pone de manifiesto que se violan el derecho a la organización, a la justicia, a la libertad de expresión, al derecho a vivir sin violencia, y mantiene el compromiso de seguir junto a la sociedad civil nicaragüense, que la cooperación catalana ha acompañado desde sus inicios. La entidad se solidariza "con las personas que forman parte de estas organizaciones, que han mantenido una lucha incansable por los derechos humanos, los derechos de las mujeres y los derechos ambientales", detallan. 

 
Reconocen el trabajo de las personas defensoras de derechos humanos y sus organizaciones, así como a la legalidad y legitimidad de su tarea. Por lo que insta a la comunidad internacional "a velar por el cumplimiento de los derechos humanos en Nicaragua y pide que se implique en el proceso electoral de noviembre de 2021 ante la amenaza de carencia de garantías que supongan las detenciones y encarcelamientos de los principales liderazgos de la oposición", dice el texto.