Redacción AP

Ante la falta de respuesta por parte del Poder Judicial y la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía Nacional a las solicitudes presentada a dicha instancia, familiares de personas presas políticas -quienes sufrieron desaparición forzada-, en un comunicado denuncian que persiste la situación de aislamiento e incomunicación de sus familiares.


Las familias de los más de 30 líderes opositores detenidos desde mayo hasta el 31 de agosto de 2021, fecha en que dejaron verlos, manifiestan que las condiciones extremas a las que están siendo sometidos, afectan gravemente su estado de salud físico y mental, lo que constituyen actos de tortura.


En el comunicado exponen que después de casi un mes, el silencio prevalece entre las autoridades al servicio del régimen. "No hemos tenido información alguna de su estado, a pesar de que los jueces en las resoluciones de las audiencias apercibieron a Auxilio Judicial de que las visitas y entrevistas con familiares y defensa técnica deben realizarse".


Lamentan que sus peticiones verbales ni los escritos introducidos en Auxilio Judicial no han tenido éxito. "Ni la defensa, ni familiares hemos tenido ningún tipo de comunicación directa de parte de ninguna de las autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial El Nuevo Chipote". 


Temen por sus vidas 


Los familiares tienen temor ante posibles daños irreversibles a la integridad física y psicológica de sus parientes. La negativa del régimen de no permitir alimentos y medicina puede incrementar la situación de desnutrición severa y hambre en la que ya se encuentran. Ellos "continúan pidiendo medicinas que evidencian malestares gastrointestinales y vértigos, vinculados a su deficiente alimentación", explican.


Otro problema que agudiza la situación es la dilación y obstaculización de la defensa de sus continúa. Aseguran que las causas judiciales no aparecen reflejadas en el sistema del Poder Judicial, porque el objetivo, dicen, es invisibilizarles y mantenerles en un estado de indefensión.


Además, detallan que han solicitado copias de las supuestas pruebas presentadas por la Fiscalía y no han sido facilitadas por el Ministerio Público ni ha aceptado los escritos que han presentado. "En audiencia inicial, los judiciales reafirmaron el derecho a recibir las visitas de sus familiares y garantizar las entrevistas con las y los abogados defensores. Pese a esto, las autoridades en la DAJ omiten cumplir con lo ordenado por los jueces de audiencia. Cabe manifestar que estos derechos constitucionales, deberían ser garantizados sin necesidad de orden judicial, constituyéndose tales hechos, una abierta violación a los derechos fundamentales de nuestros familiares detenidos".


La demanda es la liberación inmediata y sin restricciones de las personas presas políticas secuestradas desde mayo 2021, así como libertad para las más de 130 personas presas políticas, que sufren muchas de estas violaciones a sus derechos humanos. Todas y todos son inocentes de todos los cargos imputados por la Fiscalía.


A su vez, demandan al Estado de Nicaragua, al Poder Judicial y la Dirección de Auxilio se defina un calendario de visitas periódicas y frecuentes en condiciones de privacidad, sin acoso a familiares, incluyendo el acceso a hijas e hijos pequeños a comunicarse con sus padres/madres. Se respete el derecho a la defensa y se permitan entrevistas libres y privadas con sus abogados defensores.


Por otro lado, que las familias puedan proporcionarles al menos un tiempo de comida al día para garantizar alimentos sanos, completos y alineados con sus necesidades particulares ese inmediato del aislamiento y de los interrogatorios sin la presencia de sus abogados. Se les reciba frazadas, colchas, y ropa de abrigo para reducir el frío, por las noches. Garantías de entrega de paquetería y objetos básicos y necesarios en régimen carcelario como material de lectura, lentes, para que puedan manejar en sus celdas alimentos, bebidas, ropa y artículos de cuidado personal de manera independiente y autónoma.


Piden al menos 20 minutos de sol al día. Y que se apaguen las luces a la hora del descanso. Que los juicios sean públicos, como ordena la Constitución de Nicaragua, así como el ingreso de familiares y medios de comunicación a los mismos.

 

Los más de 30 líderes opositores detenidos a partir de mayo de 2021 se encuentran en celdas de máxima seguridad en la prisión conocidos como ¨El nuevo Chipote¨.