Redacción AP

El Gobierno de Estados Unidos anunció la noche de este viernes restricciones de visado que afectan a 19 funcionarios electorales y de partidos políticos acusados de ser colaboracionistas del régimen Ortega-Murillo,.

Las sanciones son una respuesta por la detención, en el marco del proceso electoral, de al menos 32 líderes y dirigentes opositores nicaragüenses, entre ellos siete aspirantes a la presidencia, estudiantes, líderes empresariales, periodistas y defensores de los derechos humanos, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado.

“Con la acción de hoy, estamos dejando claro nuestro compromiso en promover la rendición de cuentas de todos los cómplices del asalto a la democracia del Gobierno de Ortega-Murillo. No son bienvenidos en Estados Unidos”, expresó Price en su comunicado.

 “Durante los últimos tres meses, el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, han intimidado a cualquiera que se oponga a sus esfuerzos por afianzar su poder en Nicaragua”, indicó la nota del Departamento de Estado.

El pasado 6 de agosto, Washington anunció restricciones de visado que afectan a 50 familiares tanto de legisladores sandinistas como de fiscales y jueces de Nicaragua.