El Expresidente de El Salvador, Sánchez Cerén junto a su familia


Redacción AP

El régimen de Daniel Ortega, otorgó la nacionalidad nicaragüense al ex presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, así como a su esposa Margarita Villalta, a su hija Claudia Sánchez Villalta y a su nieto Juan Carlos Guardado Sánchez. La información fue publicada el día de hoy en La Gaceta diario oficial de Nicaragua.

La resolución 3273 de la Dirección General de Extranjería publicada este viernes en La Gaceta señala que “el ciudadano Salvador Sánchez Cerén ha cumplido con los requisitos y formalidades establecidas en la Constitución Política de la República de Nicaragua al ser centroamericano y tener residencia en el país (…) gozará de los derechos y prerrogativas que las leyes le conceden y estará sometido a las obligaciones correspondientes a los nacionales nicaragüenses de conformidad a lo que establece la Constitución Política”.


De acuerdo con la Fiscalía salvadoreña, Sánchez Cerén habría recibido 530.000 dólares en sobresueldos irregulares cuando era vicepresidente (2009-2014) y el país era gobernado por Mauricio Funes, quien también encontró refugio en Nicaragua en el año 2016 y en el 2019 recibió la nacionalidad nicaragüense, cuya Constitución prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

El poder legislativo en El Salvador ha iniciado una investigación por casos de corrupción de los gobiernos de ARENA y del FMLN. El diputado Caleb Navarro, subjefe de la bancada del oficialista partido Nuevas Ideas, publicó el lunes pasado un tuit en el que muestra un listado de diez salvadoreños que han solicitado la nacionalidad nicaragüense, entre los que sobresalen Sánchez Cerén, su esposa Rosa Margarita Villalta, y sus hijos Salvador Antonio, Claudia Lissette y Dolores Iveth Sánchez Villalta, así como otros parientes cercanos.

Sánchez Cerén, fue presidente de El Salvador en la administración 2014 y 2019, por el Partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).