Mirna González y su hija Dayiris Boniche | Fotografía tomada de redes sociales

Redacción AP

Desde la comarca Kurinwasito, ubicada en el municipio de Mulukukú, en el Caribe Norte de Nicaragua, el Centro de Emergencia de la Policía, recibió una llamada a la una de la madrugada de este jueves 22 de julio, donde se denunciaba el femicidio de dos mujeres.

En la nota de prensa emitida por la oficina de relaciones públicas de la Policía orteguista narran que las víctimas fueron identificadas como Maritza González, de 53 años, y su hija Dayiris Boniche, de 29 años. “Un equipo técnico se trasladó al lugar, aplicaron técnica canina, tomaron fotos de la escena, y realizaron peritaje químico y biológico”, se explica en el texto.

Por su parte la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua - Faganic -, de la cual eran integrantes las víctimas, orientó a su membresía apoyar para dar con el paradero del femicida “lo más pronto posible para que la ley se encargue de castigarle con la pena máxima, así mismo solicitamos a la Policía Nacional y Ejército de Nicaragua toda la colaboración para dar con el paradero” del supuesto asesino.

El Observatorio de Fenómenos Naturales, - OFENA - coordinado por el ingeniero Agustín Moreira informó que las dos víctimas brindaban coloración en labores de monitoreo de las precipitaciones en la zona, recientemente el Observatorio instaló una estación en su finca y exigió "la captura del responsable del crimen de nuestras colaboradoras”, indica en un comunicado.

Martha Flores, integrante de las Católicas por el Derecho a Decidir, denunció que en menos de 24 horas tres mujeres han sido asesinadas, ayer jueves otra mujer fue asesinada a golpes por una pareja.

“Estos nos dice que, en menos de 24 horas, tres mujeres fueron asesinada mientras el gobierno está liberando a femicidas como es el caso del femicida Roberto Estrada que fue condenado a 30 años en 2019”, manifestó Flores.

Según cifras de las católicas por el Derecho a Decidir, la violencia machista en el primer semestre ha dejado 30 víctimas, siete más que en el mismo periodo del 2020.