Redacción AP

En la nota de prensa 209 la Policía Orteguista informó que hoy martes 27 de julio de 2021, inició una investigación en contra de Francisco Xavier Aguirre Sacasa.

En el texto publicado a eso de las tres de la tarde la entidad sancionada por los Estados Unidos, argumenta la investigación en el artículo 1 de la Ley No. 1055 “Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz”.

A Aguirre Sacasa se le acusa de “realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación”.

La división de Relaciones Públicas de la Policía no informó si el ex canciller de la república fue detenido o se encuentra en su casa de habitación.

Berta Valle y Victoria Cárdenas investigadas

Por su parte el Ministerio Público informó en un comunicado que presentará acusación en contra de Bertha Adelma Vallee Otero y Victoria Eugenia Cárdenas Lacayo, por haber sostenido reuniones con "senadores, congresistas y otros funcionarios del Gobierno de Estados Unidos; reuniones en las que solicitaron utilizar mecanismos de presión en contra de Nicaragua”.

Sin dar mayores detalles informan que la “Policía realizó investigación y el Ministerio Público, habiendo hecho el debido análisis presentará acusación, ya que tales acciones se consideran violatorias al ordenamiento jurídico interno”.

Según el comunicado de la Fiscalía, Valle y Cárdenas “han realizado actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Nicaragua y públicamente han solicitado en distintos foros internacionales la injerencia extranjera en los asuntos internos, pidiendo bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del Estado de Nicaragua, sus Instituciones y ciudadanos”.

Ambas instituciones reafirman que siguen “con el proceso de investigación en contra de todas aquellas personas que han atentado contra los derechos del pueblo y la sociedad nicaragüense, de conformidad con la Ley No. 1055 y el Código Penal de la República de Nicaragua”.