Se desconoce dónde está Violeta Granera líder opositora integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco y de la Coalición Nacional.


La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) denunció este viernes 11 de junio que a las siete de la noche la Policía Nacional se llevó de su casa en un vehículo no oficia,l a la líder opositora Violeta Granera. A través de un comunicado la agrupación opositora al gobierno de Daniel Ortega, denunció que la entidad sancionada por los Estados Unidos "no informó donde la trasladaría y si sería para interrogarla por lo que se considera una persona desaparecida". 

La  UNAB considera que esta acción es totalmente ilegal, ya que no informaron al abogado defensor de Granera, ni a sus familiares, "acción que violenta el régimen domiciliar que le fue impuesto el día anterior" (10 de junio).

Alexa Zamora integrante de la UNAB aclaró que "la sustracción de Doña Violeta se dio en una situación totalmente irregular ya que fue sustraída de la misma en un vehículo no oficial. Como Unidad Azul y Blanco exigimos se respete la integridad física de Doña Violeta Granera y se le informe a su abogado y a nosotros cual es su paradero".

El Ministerio Público de Nicaragua informó este viernes que la justicia determinó que Violeta Granera y el abogado José Pallais, dirigentes de la Coalición Nacional, permanecerán detenidos durante 90 días mientras se amplía la investigación que se les cursa.

En un comunicado la Fiscalía indicó que a ambos activistas políticos, se les investiga por «contar con fuertes indicios de que ha atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo», según la denominada Ley 1055 «Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz», aprobada por la Asamblea Nacional en diciembre de 2020 y prohíbe optar por cargos de elección popular a los nicaragüenses “que encabecen o financien un golpe de Estado, alteren el orden constitucional, inciten la injerencia extranjera y fomenten actos terroristas”.

La Coalición Nacional de Nicaragua a través de un tuit rechazó "la nueva arbitrariedad de la dictadura al imponer 90 días de arresto domiciliar injustificadamente a Violeta Granera, integrante de la Coalición Nacional. Así como a José Pallais, quién se encuentra con problemas de salud desde su detención ilegal».



Sobre Pallais, la Fiscalía dijo que el activista «presuntamente ha realizado actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Nicaragua y que ha incitado públicamente a la injerencia extranjera en los asuntos internos, proponiendo o gestionando bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones y ha demandado, exaltado y celebrado la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos».

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresó preocupación sobre la situación de Violeta Granera quien permanecía bajo casa por cárcel en su domicilio desde el ocho de junio. Granera cuenta con medidas cautelares desde 2019.



Por su parte, el Centro Nicaraguense de Derechos Humanos (CENIDH) denunció que "el régimen OrMu debe informar inmediatamente el paradero de Violeta Granera.




El allanamiento y detención de Granera ocurrió de forma simultánea con el arresto del precandidato presidencial Juan Sebastián Chamorro y el ex presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri; quienes fueron trasladados al complejo policial Evaristo Vásquez, conocido como el nuevo Chipote. Un día después la Policía detuvo al abogado constitucionalista José Pallais, quien presuntamente habría sido trasladado desde la ciudad de León hacia Managua.