Momentos de la agresión a familiares de Cristiana Chamorro y agresión a periodistas que daban cobertura al allanamiento de su residencia en la zona sur de Managua | Nicaragua Imagen


Redacción AP

En Nicaragua los casos de violencia en el contexto electoral están creciendo y alcanzaron la cifra de 721 casos hasta mayo pasado, "adicionales a los recientes arrestos de aspirantes a la Presidencia por la oposición", informó el grupo independiente Urnas Abiertas en la presentación del último monitoreo ayer miércoles 16 de junio.

El informe reporta que en los últimos 15 días de mayo un total de 119 casos de violencia se produjeron en el marco de las elecciones generales de noviembre próximo, el tiempo en que se experimentaron casos de violencia fue de una cada tres horas, casi todos en Managua.

Urnas Abiertas indicó que la violencia se recrudeció a partir del 11 de mayo pasado cuando el Consejo Supremo Electoral divulgó el calendario del proceso electoral, que tendrá su día principal el 7 de noviembre próximo, durante la jornada de votaciones.

Los actos violentos más frecuentes registrados por Urnas Abiertas son los hostigamientos (468), seguidos por agresiones (73), detenciones (48), retenciones (48), amenazas (40), acusaciones judiciales (26) y lesiones o heridas (18).


Estadísticas del Observatorio Urnas Abiertas en su tercer informe


El observatorio indicó que el Gobierno de Ortega ha utilizado al menos cuatro leyes para ejecutar los arrestos, incluyendo una contra el lavado de dinero, otra que sanciona violaciones a la soberanía, la ley de “ciberdelitos”, y la reforma al Código Procesal Penal, que encierra a quienes están siendo investigadas hasta por 90 días. Las tres últimas fueron establecidas en medio de críticas, por quienes las consideran “inconstitucionales”.