Pintas de viviendas reflejan  asedio a opositores 

El Monitoreo Azul y Blanco reportó 1150 incidentes de hostigamiento contra personas opositoras y sus familiares en todo el país según su último informe presentado hoy. Los meses documentados son entre noviembre de 2020 y abril de 2021; las principales víctimas son personas excarceladas políticas y familiares de personas presas políticas, así como integrantes y líderes de movimientos sociales, políticos y territoriales; periodistas, personas defensoras de DDHH y opositoras o manifestantes.

Marlon Caldera, integrante del Monitoreo Azul y Blanco dijo que “el 90 % de los hostigamientos son realizados por la Policía Nacional solos o acompañados de posibles parapolicías o civiles no identificados”.


La Policía Orteguista institución encargada de asediar y espiar a opositores


Caldera agregó que “en 153 incidentes se reportaron agresiones hacia la integridad física de las personas o hacia su patrimonio; esto incluye pedradas o pintas con la frase "PLOMO" sobre las paredes y puertas de hogares, entre otras”.

El hostigamiento de Estado es la forma de represión más utilizada por el régimen Ortega-Murillo, de acuerdo al informe Hostigamientos: parte de la estrategia represiva del Estado en Nicaragua, presentado por el Monitoreo Azul y Blanco (MAB) que es un equipo interdisciplinario, conformado por personas y organismos de derechos humanos, organizaciones de sociedad civil, redes territoriales, activistas en redes sociales y organizaciones de familiares de personas presas políticas y excarceladas.