El Consejo Permanente de la OEA aprueba una resolución que condena "inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias contra candidatos presidenciales. Foto: OEA


Mirna Velasquez S

Los 26 países que votaron a favor del proyecto de resolución “La situación en Nicaragua”, durante la sesión extraordinaria de Organización de Estados Americanos (OEA) realizada hoy, coincidieron en que el gobierno de Nicaragua debe volver al camino de la democracia y el respeto a los Derechos Humanos ante el “alarmante deterioro del entorno político” con la detención de las principales figuras opositoras al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.


En una histórica resolución, los países firmantes condenaron el “arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los posibles candidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes”. Además, pidieron la inmediata liberación de los posibles candidatos, de todos los presos políticos y personalidades políticas.


El documento emitido por la organización califica de “preocupante” y “grave” la situación del país. Asimismo cuestionaron que Nicaragua no haya implementado, a partir de mayo de 2021, reformas electorales acordes con las normas internacionales, lo cual deja en evidencia la falta de legitimidad de las elecciones en el país en noviembre próximo. 


El representante de Nicaragua, Luis Alvarado, durante el uso del derecho a réplica respondió que el gobierno de Ortega no va a permitir un “nuevo golpe de estado” y van a seguir defendiendo la soberanía frente al injerencismo; haciendo un ataque frontal a cada una de las naciones que firmaron a favor de la resolución. 


Los resultados de la votación dejaron a Ortega sin apoyos frente a una amplia mayoría integrada por El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Granadina, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Colombia y Costa Rica. En tanto, el vecino Honduras, Argentina, Belice, Dominica y México se abstuvieron. Nicaragua, finalmente, se quedó con el apoyo de San Vicente y las granadinas y Bolivia.


“Instar enérgicamente al Gobierno de Nicaragua a que, sin demora, implemente medidas legislativas y de otro tipo que sean acordes con las normas internacionales aplicables a fin de promover unas elecciones libres y justas en noviembre, incluido el buen recibimiento de observadores electorales fidedignos de la OEA y de otros países”, concluye la resolución.


Luis Almagro, Secretario General de la organización de las Américas manifestó que "sin elecciones libres, justas y transparentes con observación internacional seria y en el marco de los estándares interamericanos, Nicaragua no será posible recuperar el Estado de derecho democrático ni reinstitucionalizar la nación... el gobierno de Nicaragua ha violado e incumplido todos los acuerdos alcanzados con esta Secretaría General con la organización de estados americanos".


Almagro señaló que en múltiples oportunidades ha solicitado reuniones al Consejo Permanente sobre Nicaragua y ha presentado informes institucionales de la secretaría sobre la situación de Nicaragua. las que coinciden con los diversos organismos de derechos humanos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), del MESENI, de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos humanos, del GIEI entre otros.


Desde la secretaría reitera que las conclusiones adoptadas por el Consejo Permanente van en línea con las demandas de la "liberación en su totalidad de las personas candidatas y precandidatas en Nicaragua, personalidades políticas, líderes empresariales y sociales encarcelados las últimas semanas. También pidió el respeto integral al respeto de sus derechos humanos, libertades civiles y políticos. es necesario el fin del hostigamiento, la liberación de los presos políticos. y garantizar los mecanismos de verdad, justicia, reparación y no repetición".


Entre tanto, para Almagro, es necesario el pleno restablecimiento a las libertades civiles y políticas para los nicaragüenses. Se debe permitir el ingreso al país de los mecanismos interamericanos internacionales de derechos humanos CIDH, MESENI, OACNUDH, afirmó.


Pese a las expectativas de la población nicaragüense opositora a Ortega, sobre la postura de la OEA para que se produzca algún cambio en la política interna del país, en la sesión no se valoró la posible expulsión del país de esa organización.