Julio López Chavarría lleva más de 15 años como periodista del programa multimedia Onda Local. Un medio de comunicación independiente que promueve la defensa de los derechos humanos en Nicaragua


Redacción  AP

El periodista y comunicador nicaragüense Julio López Chavarría del medio de comunicación multimedia Onda Local, decidió exiliarse luego de conocer que tenía retención migratoria cuando intentaba viajar de forma regular hacia Costa Rica y autoridades de migración le informaron la noticia.

La noticia la dio a conocer en una carta donde explica los motivos de su exilio. En ella narra que, al llegar a la frontera de Peñas Blancas, dos funcionarios de Migración le esperaban con una lista donde figuraba su nombre en una la lista de pasajeros señalado con un asterisco.

“Me pidieron el pasaporte, el pase de salud y el seguro de salud, requisitos de ingreso requeridos por Costa Rica. Después de unos 20 minutos, el funcionario de Migración regresó y me dijo que no podía viajar porque había una certificación de restricción migratoria y retuvieron mi pasaporte. Al preguntarles las razones de la retención, respondieron que preguntara en el Consejo Supremo Electoral (CSE).  Sé que no soy el único periodista en esta condición.

El periodista quien contempló como último recurso la posibilidad de exiliarse, se une a los más de miles de nicaragüenses que salen al exilio por la deteriorada crisis de derechos humanos desde abril 2018, y las agresiones contra el periodismo independiente por parte del régimen de Daniel Ortega.   “Tomar esta decisión ha sido angustiante; lo he hecho para tranquilidad de mi familia, aunque sé que les embarga la tristeza”.  

Mientras López intentaba salir del país para atender una actividad personal, la Fiscalía llegó a dejar una notificación a la casa de su madre en el municipio de Nandaime, para que éste se presentara a una entrevista este jueves a las 8:30 de la mañana, por la causa que la Fiscalía emprende en contra de la aspirante presidencial Cristiana Chamorro Barrios – con arresto domiciliario -, Marco Antonio Fletes y Walter Antonio Gómez ex trabajadores de la Fundación Violeta Barrios, por el supuesto delito de lavado de dinero, bienes y activos en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad.

El periodista con experiencia en radio e investigaciones periodísticas, manifestó que su relación con la Fundación Violeta Barrios ha sido en el ámbito de la Ley. “He brindado mis servicios profesionales en calidad de comunicador y he sido beneficiario de una beca periodística y de las capacitaciones de la Fundación. Además, recibí en tres ocasiones el premio a la excelencia del periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en las categorías de radio, noticia local – comunitaria y transparencia y sostenibilidad, premios entregados por la Fundación bajo el escrutinio de jurados internacionales de gran prestigio. Toda mi actividad como periodista es pública y están disponibles en la web de Onda Local. Mi accionar periodístico ha sido siempre basado en la ética y el rigor periodístico. No he cometido ningún delito”.

No tengo nada que esconder, asegura. La falta de institucionalidad en Nicaragua ha llegado a tal extremo que la Fiscalía no es un órgano independiente, no actúa apegada a los derechos humanos, únicamente ejecuta las órdenes del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo persiguiendo, según ellos, “otro intento de golpe de Estado”, existente únicamente en la mente maquiavélica de la pareja presidencial.

En el texto publicado en la web de Onda Local, denuncia a la Fiscalía por violar la privacidad de los datos personales de su madre, una mujer humilde, campesina y siempre luchadora. “Mi familia es desplazada de guerra”, expusieron su vida defendiendo una causa revolucionaria, traicionada por Daniel Ortega. Mi familia siempre ha estado al margen de mi actividad como periodista. Exijo respeto a la integridad de mi familia y desde ya hago responsable al régimen de Daniel Ortega por cualquier cosa que les pueda suceder. 

López es el tercer periodista que anuncia que ha tenido que salir al exilio por para preservar su vida y libertad. Carlos F. Chamorro y Sergio Marín Cornavaca días atrás explicaron las mismas razones. Sin embargo, el compromiso con el ejercicio de la profesión continúa firme. Continuaremos haciendo Onda Local desde el exilio. Nuestro compromiso sigue firme, no nos callarán. En este momento, el exilio es el único camino hacia la libertad. Un día, regresaré a mi pueblo, no sé cuándo, espero que sea más temprano que tarde. Mi consuelo es que, si me alcanza la vida, tendré el honor de narrar y escribir el retorno de miles de personas que, al igual que yo, estamos en el exilio. Estamos transitando hacia el sol de la libertad. No hay dictadura que dure 100 años ni pueblo que lo resista”.