Carlos F. Chamorro y Sergio Marín Cornavaca dos periodistas que saliron al exilio por amenazas del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo


Redacción AP

Carlos Fernando Chamorro, periodista y director de los medios de comunicación independiente Confidencial y Esta Semana, ha salido al exilio por segunda vez, luego que la Policía allanara su vivienda la noche de este lunes 21 de junio.

El premio Ortega y Gasset 2021 y uno de los periodistas con mayor influencia en Nicaragua, denunció que durante cuatro horas alrededor de 50 policías allanaron su casa y se retiraron a medianoche. A través de un tuit mencionó que dada la situación de inseguridad y agresiones contra periodistas decidió resguardar su vida.


Pero el asedio en contra de Chamorro no se detuvo con el allanamiento a su vivienda, el comunicador nuevamente denunció que tres vehículos con civiles a bordo mantuvieron vigilancia afuera de la casa de su madre la ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro, quien se encuentra enferma, y contra las viviendas de varios familiares y contra trabajadores de su casa.

 


Carlos Fernando había regresado de Costa Rica en noviembre de 2019, después de once meses en el exilio junto a su esposa Desireé Elizondo y otras siete personas que habían salido del país debido a las amenazas y la persecución del régimen de Ortega y Murillo.

 Director de La Mesa Redonda sale al exilio

Otro periodista que se vio obligado a salir de Nicaragua es Sergio Marín Cornavaca, director del medio digital independiente La Mesa Redonda. Este martes informó que decidió salir del país el domingo 20 de junio, ante las amenazas directas del régimen de Daniel Ortega contra su persona. “Me vi obligado por amenazas directas del régimen a abandonar el país”, dijo Marín Cornavaca este martes en su programa de entrevistas transmitido a través de Facebook y YouTube.

Marín manifestó que la decisión la tomó luego de consultarlo con sus familiares, “estoy bajo resguardo, gracias a los consejos que me dieron no solamente en el seno de mi familia, sino amigos directos y muy queridos que me han apoyado a lo largo de estas largas jornadas de comunicación que hemos venido teniendo”, continuó.

Para los dos periodistas salir de Nicaragua no será un obstáculo para continuar haciendo periodismo en libertad cuyo compromiso es con la verdad de los hechos. "Informar no es un delito enunció Chamorro. "Los periodistas no somos delincuentes, en Nicaragua los únicos golpistas y vende patria están en El Carmen".

La decisión de Chamorro Barrios y Marín Cornavaca, se da luego que el régimen de Daniel Ortega emprendiera una nueva fase de detenciones a periodistas que ha encendido las alarmas en los gremios de prensa para intentar silenciar toda voz crítica.

El régimen tiene como objetivo perseguir a la prensa independiente del país, a través del poder judicial y de la sancionada Policía Nacional. Ha detenido arbitrariamente al quinto aspirante presidencial, también periodista, Miguel Mora y al cronista deportivo Miguel Mendoza quien está siendo investigado bajo la denominada “ley de soberanía, Ley 1055, de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz.

El comunicado policial, informó que Mendoza supuestamente habría cometido “actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación”. Además de “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones”.