La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España reclamó “no utilizar excusas” para tapar las violaciones de derechos humanos



Redacción AP

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua envió una carta cargada de insultos este 26 de junio a su homóloga de España, Arancha González Laya, quien este viernes rechazó la acusación que Daniel Ortega hizo en contra de España de interferir en el país y le reclamó “no utilizar excusas” para tapar las violaciones de derechos humanos y los ataques a la oposición.

Epítetos como “voz de alguacil sin percatarse en su perorata delirante de trasnochada mandamás”, entre otros, son a los que recurre el régimen para denunciar que las declaraciones de la Ministra española son “basadas en el desconocimiento, tosco e irrespetuoso que produce cierta pretensión burda y ridícula de superioridad que usted misma se atribuye y exhibe”.

Queriendo dar clases de diplomacia, el régimen se “siente agraviado” por las declaraciones de González Laya quien reiteró a Ortega se “libere a los presos políticos, su plena participación en el proceso electoral y el respeto a los derechos y libertades de los políticos, de la prensa, de los empresarios y de la sociedad civil en general”.

La cancillería de Nicaragua, señala que las declaraciones de la ministra de exteriores, están llenas de “cinismo y la desvergüenza de tantas tropelías y crímenes atroces, cometidos por la Corona Española". Al mismo tiempo insulta a la embajadora de España en Nicaragua, la califica de ser “un pálido reflejo de una Política injerencista, intromisora, mal educada, malcriada, caprichosa, desvitalizada y servil, de sometimiento y seguidismo al yankee invasor".

La ministra lamentó este jueves que el diálogo entablado con Ortega no haya dado frutos por ahora, por lo que anticipó que la Unión Europea (UE) estudiará en las próximas semanas nuevas medidas porque “se están pisoteando” los derechos del pueblo nicaragüense.

Contrario a lo que realiza en Nicaragua, el régimen en la misiva diplomática, habla de democracia y abandera la defensa de los "presos políticos" catalanes. "Por qué no ponen ustedes en su augusto reino, una pizca de esa democracia que a otros exigen, liberando a sus presos políticos, abriendo cauces a las luchas y demandas de independencia y aplicando normas civilizadas a quienes tienen derecho a luchar por sus creencias, sin que eso signifique absurdas persecuciones, exilios o injusta prisión, como la sufrida por líderes catalanes recientemente indultados”.

Además, con total desfachatez se refiere que se les ha violentado - a los líderes catalanes – “sus derechos humanos durante tres años, y esos derechos humanos se siguen violentando al inhabilitarlos de hecho, para ejercer funciones públicas ... eso es democracia”; cuando en Nicaragua Ortega y sus súbditos han cometido crímenes de lesa humanidad, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y ha detenido arbitrariamente a cinco aspirantes a la presidencia,  líderes opositores, sociales y económicos. Actualmente hay más de 130 presos políticos en las cáceles de Nicaragua por demandar libertad, justicia y democracia.