Fray Damian Muratori | Foto cortesía 

Cristhian Alvarenga

El viernes 30 de abril del 2021 Damián Cosme Muratori, fraile franciscano, encargado del Santuario El Tepeyac en Jinotega, se presentó a la dirección de Migración y Extranjería del Ministerio de Gobernación, quienes le notificaron la decisión de revocarle su residencia. Los funcionarios le expresaron que el Gobierno le ha otorgado un plazo de 90 días para permanecer en el país.

Muratori confirmó a Agenda Propia la notificación y dijo que el Nuncio está interviniendo por la vía diplomática, "pero hay algo que no me gusta porque me han dado 90 días hasta el 29 de junio”. Agregó que cuando llegó a la dirección de Migración y Extranjería, “no te dicen nada, yo pregunté las razones, es decir la cosa fea que no te dicen cuál es el delito porque te quiten la residencia”.

El religioso de origen italiano que llegó a Nicaragua en el año 1976, se encuentra en un limbo jurídico, ya que le quitaron su cédula de residencia y en su pasaporte le han puesto un sello, “de manera que si yo tuviera que hacer una acción legal porque no tengo documento no puedo”, dijo.

Al inicio de año, la DGME citó a cientos de residentes extranjeros, incluidos religiosos de diferentes órdenes, y limitó o redujo la vigencia de su carné de residencia. En muchos casos, los sacerdotes debían presentarse cada mes ante las autoridades.

“Lo que te puedo decir es que la situación es delicada, porque detrás de la situación de los frailes hay algo más grande y político”, nos compartió un sacerdote de Jinotega que por temor a represalias habló en condición de anonimato.

Francisco Alberto Blandón, miembro del comité parroquial manifestó que “esta situación la vemos con preocupación porque Fray Damián trabaja en las comunidades rurales además es el vice postulador de la causa de fray Odorico D Andrea, así le quitan la oportunidad de movilizarse, es un fraile de mucho trabajo con las comunidades”. 

“Mas bien deberían de darle la ciudadanía, porque él ah hecho mucho en las comunidades rurales, ha dado becas para que jóvenes puedan estudiar, ha hecho proyectos de agua potable que es el que beneficia a barrios de San Rafael, tiene un compromiso y un comportamiento ético muy definido “expresó.

Hasta el cierre de esta nota el obispo de Jinotega Carlos Herrera no se ha pronunciado sobre el tema, le llamamos y su celular aparecía fuera de cobertura, también se desconoce si el tema fue abordado en la reunión del episcopado el pasado viernes.

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde el estallido de la crisis social y política suspendió la residencia y ha expulsado del país a defensores de derechos humanos y desde enero pasado a religiosos y religiosas.

 

⚠️COMUNICADO⚠️

Publicado por Tepeyac: Santuario Del Siervo De Dios Odorico D Andrea en Sábado, 8 de mayo de 2021