Cristhian Alvarenga

Tres mujeres fueron asesinadas la pasada semana. Una en el barrio capitalino Camilo Chamorro, otra en la comarca de San Antonio del municipio de Murra, Nueva Segovia y en Bilwi, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN).

La población se encuentra consternada en la comarca San Antonio. El pasado viernes un desconocido ingresó a la vivienda de Socorro del Carmen Cerna Chavarría y le disparó originando su muerte.

La Policía Nacional, en nota de prensa, dijo que el sujeto entró a la casa de Chavarría para robarle y le “disparó, ocasionándole la muerte” y que el delincuente se dio a la fuga”.

La sancionada institución encontró al femicida en la comunidad El Rosario, municipio de Murra, el pasado sábado a eso de las dos de la tarde, a quien «se le ocupó una pistola, un teléfono celular propiedad de la víctima, productos nitrados (pólvora) en los palmares y dorsales», se lee en el comunicado de la policía.


Hazel Cristina Cruz, de 27 años, fue asesinada por su pareja el domingo en el barrio Camilo Chamorro de Managua. El cuerpo fue hallado con signos de violencia. Mario José Padilla, pensionado de 64 años, es el principal sospechoso del crimen y fue detenido por la policía. La joven fue encontrada en la cocina de la vivienda donde convivía con su pareja.  

Mientras tanto el pasado jueves en el municipio de Bilwi, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), Angela Alicia Knaggs de 50 años fue asesinada por su hijo Yasir Josué Knaggs de 22 años quien le propinó varias puñaladas y luego se suicidó.

Varios testigos entrevistados por la policía aseguraron que “Yasir Josué, se mantenía en estado de ebriedad, cometiendo el delito de parricidio contra su madre” y posteriormente se suicidó, según el comunicado policial.

El Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir contabiliza siete nicaragüenses víctimas de femicidio y nueve enfrentaron intento de femicidio en el mes de febrero. En las tentativas de femicidios, al margen de la intencionalidad de sus autores, diversas razones externas impidieron su realización