El Observatorio de Fenómenos Naturales (OFENA), informó que las altas y bajas presiones provocarán nubosidades y posibles lluvias que estarán registrándose en algunos puntos del territorio nacional. 

Desde este miércoles hasta finalizar la Semana Santa las altas temperaturas se mantendrán, así como los fuertes vientos afectarán el territorio nicaragüense, sumado al golpe de calor. 

«Las altas temperaturas estarán afectando principalmente la zona de occidente del país, se preveé registros de temperaturas de 37 a 28 grados centígrados. También hay posibilidades de mareas altas, por lo que se recomienda a las embarcaciones estar atentos», agregó el Ingeniero Agustín Moreira. 

El experto recomendó mantenerse hidratado en estos días, pues el golpe de calor podría afectar la salud. Una de las formas para protegerse frente a la subida de los termómetros es «utilizar sombrillas y sombreros si sale en horas donde la temperatura es más fuerte», dice OFENA.