Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, encabeza una protesta en diciembre de 2019, por la defensa de los derechos humanos, la demanda de justicia, libertad y democracia. // Foto: Carlos Herrera

La Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH), emitió una alerta ante  la campaña de hostigamiento de parte de fanáticos del régimen de Daniel Ortega contra Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), por ejercer su derecho a la vacuna contra el Covid-19 en Nicaragua.  

El organismo internacional con sede en Ginebra, Suiza, expresó al gobierno de Nicaragua su preocupación “frente al hecho de que estos ataques virtuales puedan poner en riesgo la vida e integridad de la señora Núñez de Escorcia” 

El pasado 8 de abril, la defensora de 82 años, acudió a una unidad de salud para vacunarse contra el coronavirus.  “Mientras la vacunaban, unas personas desconocidas le tomaron fotos sin su consentimiento, que posteriormente fueron publicadas en páginas sandinistas en las redes sociales Facebook y Twitter, provocando reacciones virulentas”, denunció la FIDH. 

Desde entonces ha sido víctima de ataques virtuales de seguidores de Daniel Ortega que la critican por vacunarse cuando ha sido una de las voces que más ha denunciado la respuesta estatal a la pandemia. 

“Es importante destacar que estos actos de difamación ocurren en un contexto cada vez más restrictivo para la defensa de los derechos humanos en Nicaragua. El gobierno nicaragüense ha estado legislando constantemente desde 2018 para restringir la capacidad de acción de las organizaciones no gubernamentales de defensa de los derechos humanos. El ciberacoso del que es víctima la Sra. Núñez de Escorcia no hace más que fragilizarla” reiteró el organismo internacional.