Foto: blogs.iadb.org

Patricia Orozco A.


En el contexto del Día Internacional de la Mujer, juristas, académicas y periodistas, firmaron en Madrid un Manifiesto de Profesionales por la Igualdad y contra la Violencia de Género, que subraya la necesidad de seguir avanzando hacia la igualdad y combatiendo la violencia contra las mujeres, una lucha que se ha desdibujado por la crisis sanitaria y social informó la agencia española de noticias EFE.

“Un total de 78 entidades y casi 800 expertos han firmado el Manifiesto de Profesionales por la Igualdad y contra la Violencia de Género”, destaca EFE, entre las que figuran juezas y jueces para la Democracia, la Unión Progresista de Fiscales, la Unión Progresista de Secretarios Judiciales, la Red Feminista de Derecho Constitucional, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación de la Prensa de Madrid, la Asociación de Mujeres Juristas Themis y el Sindicato de Letrados de la Administración de Justicia son algunos de los firmantes.

Asimismo, han firmado el Manifiesto “la Universidad Autónoma de Madrid, la Politécnica de Valencia, la Universidad de León y la Universidad de Barcelona, así como a Federación de Mujeres Progresistas, la Asociación de Periodistas Europeos, la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) y el Programa Interuniversitario de Doctorado en Estudios Interdisciplinares de Género” informa EFE.

El Manifiesto surge de las preocupaciones por el aumento de la desigualdad y la discriminación hacia las mujeres que en el contexto de la pandemia quedan ocultas por la magnitud de la crisis. Demandan que la igualdad de género atraviese todas las políticas públicas y recuerdan que “la violencia machista es un problema que atañe a toda la sociedad y requiere soluciones públicas y el compromiso de todos los poderes”.

Por su parte en Nicaragua, en el período 2018 - 2020 han sido asesinadas 210 mujeres por sus parejas, ex parejas y desconocidos; se dieron 263 intentos de femicidios; y quedaron 240 niñas, niñas y adolescentes mujeres y varones en orfandad.

Esta terrible realidad hace que sea urgente lo que se expresa en el Manifiesto, que “resultan aún más imprescindibles la prevención, la atención, la protección, la mejora del acceso a la justicia y la dotación de medios con el fin de lograr la recuperación integral de las mujeres, niñas y niños afectados por las violencias machistas”; que la educación es clave para conseguir la igualdad. 

Igualmente, toda la sociedad y el Estado deben asumir que “la igualdad de género es un derecho humano”, como se lee al inicio del Manifiesto; y los medios de comunicación debemos involucrarnos para lograr una mayor concienciación social contra la violencia machista y los derechos de las mujeres en general.