Fotografía| RT Español

Un total de 135 mil vacunas producidas por AstraZeneca contra el Coronavirus estarán en Nicaragua  el próximo mes de marzo entregadas gratuitamente por la Organización Panamericana de la Salud, OPS, de más de dos millones que espera donar para inmunizar a un 20 por ciento de la población nicaragüense. 

Ya la vicepresidenta Rosario Murillo, en sus acostumbradas alocuciones diarias a través de medios oficialistas, había informado que Rusia remitió vacunas Sputnik V al país, también gratuitamente, aunque no especificó ni la cantidad ni el plan de aplicación. 

Murillo sólo dijo que serían “para atender casos urgentes de vulnerabilidad por enfermedades crónicas” y que también se aplicarían a personas con insuficiencia renal, cardiopatías y problemas oncológicos. 

Por su parte, el Comité Científico Multidisciplinario, CCM, ha publicado en su sitio web, que son dos buenas noticias que reducen las incertidumbres sobre las vacunas, refiriéndose a la recepción de la vacuna Sputnik V por parte del Ministerio de Salud, MINSA, y la confirmación de la entrega de la OPS de su envío de vacunas mediante el mecanismo COVIX. 

Señala el Comité Científico que “ambas noticias son positivas para iniciar la primera fase de la vacunación enfocada a reducir la mortalidad por Covid 19”; comparten con la OPS “su rechazo a la inequidad en el acceso a las vacunas” y toman notan del desasosiego de dicho organismo por la compleja distribución y transporte de las vacunas. A la vez, saludan el compromiso de la OPS y la donación de Rusia.

El Comité Científico Interdisciplinario agrega que la posible disponibilidad de vacunas en el país debería dar más tranquilidad y confianza a la población en general, pero se requiere información y transparencia del cronograma de vacunas disponibles y la fecha de su inicio. Señalan además que urge información de los protocolos de aplicación y de organización operativa que dé seguridad a la población y personal de salud, para cada vacuna ya que sus características son diferentes.

Se necesita, a juicio del CCM, “convocar la participación de la sociedad civil y lograr su aporte para abordar los desafíos que plantea una tarea de la magnitud que representa vacunar al 80% de la población”; y considera urgente una campaña de información y comunicación que genere confianza en la población, haciendo énfasis en la necesidad mantener y reforzar la prevención.

El CCM recomienda evitar toda actividad que represente aglomeraciones y continuar con el lavado de manos, uso de mascarillas, distanciamiento físico de al menos dos metros, no tocarse a cara con las manos y ventilar los lugares de trabajo, casa, escuela, entre otros.